Categoría: SEO 📈

Cómo desindexar una URL en Google

Autor: Jaimegerma
Fecha: 12/06/2020
Descubre como eliminar o desindexar URLs en Google

En internet hay mucha información sobre cómo conseguir posicionar tu página web en Google, pero es cierto que hay poca en cuanto a desindexar URLs. Hablamos de “desindexar” cuándo nos referimos a eliminar del índice de Google alguna de nuestras páginas. En algunos casos, y por diferentes motivos, queremos que determinada URL que aparece en el buscador deje de salir y tenemos que proceder a su desindexación. A lo largo de este post vamos a ver los diferentes motivos por los que debemos desindexar páginas de los resultados de búsqueda de Google y cómo hacerlo. Vamos allá!

Algunos motivos para eliminar una URL en Google

Motivos hay muchos. Desde problemas de canibalizaciones a productos que estaban disponibles en tu web pero ya no tienes a la venta. Pero vamos a ver uno a uno algunos de ellos para poder identificar mejor qué páginas deberían eliminarse del índice de Google

Páginas con contenido obsoleto

El clásico ejemplo es aquel producto que vendías en tu web y que ya no tienes intención de vender. Por experiencia de usuario, mantener una página posicionada en Google que envíe a un producto que ya no vendes obviamente no es lo óptimo. Esta URL recibirá visitas orgánicas pero no va a cumplir su propósito, que al fin al cabo es vender algo que ya no vendes. Dependiendo de si esta página esta recibiendo tráfico orgánico o no, se podrán plantear diferentes soluciones. Las dos principales serán la redireción 301 y el error 410. La elección va a depender de si esa URL recibe o no visitas orgánicas y de su autoridad dentro de la web, algo que vas a ver con más profundidad en el apartado con las diferentes formas de desindexar.

Páginas que sustituyen a otras páginas y canibalizaciones

Tenías una página que apostaba por determinada palabra clave, y ahora creas (ya sea intencionadamente o por error) otra URL que apuesta por la misma palabra clave o intención de búsqueda. En este caso vas a tener dos páginas posicionando en Google y peleando entre ellas. Es muy importante que cada URL cubra una intención de búsqueda diferente para evitar problemas de contenido duplicado. Esto es lo que llamamos canibalizaciones, por lo que vas a necesitar desindexar una de ellas para optimizar bien esa búsqueda. En algunos casos esto lo harás a través de una redirección 301 hacia la página que consideres definitiva para posicionar. En caso de que necesites contar con dos URLs con contenido altamente similar, debes podrás optar por las etiquetas canonicals.

Páginas que no existen pero siguen apareciendo en Google

Lo normal cuando eliminas páginas de tu web, ya sea sirviendo un error 404 o un 410, es que acaben desindexándose. Sin embargo, hay ocasiones en que Google las sigue mostrando en su índice. Esto básicamente se debe a que no has eliminado los enlaces internos hacia esa URL o la sigues enviando a través del Sitemap. Pensemos como un robot: por un lado me dices que la página no existe, pero por otro hay una barbaridad de páginas que enlazan hacia esa URL, y además en el sitemap la incluyes para que la rastree y la indexe. Ese tipo de señales contradictorias pueden acabar manteniendo la URL indexada. Esto pasa también con las redirecciones. Si rediriges una página hacia otra pero sigues manteniéndola en el sitemap y sigue teniendo enlaces en la web lo más probable es que Google la mantenga indexada y te genere problemas.

Páginas que no son susceptibles de recibir visitas orgánicas

En mi humilde opinión, solo debes indexar aquellas páginas que respondan a una intención de búsqueda concreta y real: indexa solo aquello que vaya a ser buscado. El clásico ejemplo de este tipo de páginas que no deberían de aparecer en Google es el de «aviso legal», «política de cookies», «política de privacidad»… Si tienes estas páginas en Google, lo ideal es que las saques.

Para comprobar tus URLs indexadas en Google lo ideal es que accedas a la pestaña de «cobertura» en Google Search Console, con toda la información de la indexación de tu web. Desde este herramienta puedes descargarte un excel con toda la información y podrás analizarla detenidamente para tomar decisiones. Otra opción para comprobar el nivel de indexación y tener una aproximación rápida, es empleando el comando «site:» en el buscador de Google (por ejemplo site:misitio.com).

Uso del comando site: para comprobar la indexación

Algunas formas de desindexar URLs en Google

Hay fórmulas para la desindexación definitiva de URLs, aunque también las hay temporales. Voy a exponer varias, pero…¿Cuál es la mejor vía? Depende! lo ideal es que las comprendas todas y en función de las necesidades optes por una vía o incluso por varias de ellas, ya que algunas son compatibles.

Meta Robots=noindex

La metaetiqueta robots va dentro de cada URL, y en ella le indicas a los bots si esa página debe ser indexada o no. Si lanzas una nueva URL con la meta noíndex, no se va a indexar. Ojo porque si que la va a rastrear el robot, pero no la va a indexar. Si por lo que fuese quieres evitar su rastreo ya tendríamos que meternos con el archivo robots.txt, que eso da para un artículo entero. Si tienes una página ya indexada y la quieres sacar del índice, implementa la meta etiqueta noindex y acabará saliendo. El tema es el tiempo, ya que si tienes una web pequeña lo común es que Google tarde un tiempo en que vuelva a rastrear la página, detecte la etiqueta y la desindexe. Si tienes necesidad de acelerar el proceso , sigue leyendo 😉 Recomendado:

  • Para páginas que no son susceptibles de recibir visitas orgánicas
  • Ejemplos: aviso legal, política de cookies, páginas de autor en wordpress … todo esto depende mucho de cada tipo de proyecto web.

Eliminación de URLs con Search Console

A través de Google Search Console puedes hacerlo con la funcionalidad «retirada de URLs«. La pega aquí es que lo que haces es ocultar temporalmente URL (6 meses), de tal manera que si no arreglas el motivo por el que sigue indexada, una vez acabado el plazo volverá a mostrarse en los resultados del buscador. Si quieres acelerar la eliminación de una URL a la que has marcado con la meta robots=noindex, podrías incluirla aquí y una vez que acabe el periodo temporal no volverá a mostrarse en los resultados, ya que Google habrá tenido tiempo para detectar esa etiqueta. Además de URLs concretas, puedes enviar solicitudes de eliminación de carpetas completas, algo que te puede facilitar mucho la vida. Recomendado:

  • Cuando necesitas retirar de forma urgente una URL. Es el método más rápido, pero recuerda que es temporal. Si quieres evitar que a los 6 meses vuelva a aparecer debes de tocar más palancas.

Redirecciones 301

La redirección 301 rediríge de forma permanente el tráfico de una URL hacia otra. De esta manera, le estás diciendo a Google que el contenido de la página redirigida queda sustituido por el de la URL a la que apunta la redirección. Esto es muy bueno porque transmite toda la autoridad de una página hacia la otra. Cuando Google detecte la redirección acabará desindexando la URL que tiene implementada la redireccion. Recomendaciones:

  • Cuando tienes un problema de canibalizaciones esta solución es ideal. Si tienes dos o más páginas apostando por una misma intención de búsqueda, decide cuál es la definitiva y redirige el resto hacia esta con una 301.
  • Incluso puedes hacer un mix con el contenido de varias URLs y que la definitiva sea un mega contenido con lo mejor de todas. Para decidir con cuál de ellas debes quedarte, estudia bien el tráfico web y comprueba cuál es la que está dando mejores resultados. Con esa te tienes que quedar y que el resto apunten hacia ella.
  • Si tienes un e-commerce y necesitas diferentes páginas prácticamente idénticas, esta no es la solución. Investiga sobre las etiquetas canónicas.
  • Cuando tienes páginas con contenido obsoleto puede ser una solución, aunque el contenido no quede sustituido por otra. En este caso puedes redirigir hacia la categoría de esa página o hacia un contenido similar. En mi humilde opinión, sólo haría esto en caso de que la URL que ha quedado obsoleta reciba tráfico orgánico o tenga enlaces externos apuntando hacia ella.

Elimina todos los enlaces internos hacia esta URL, y por supuesto del sitemap. Si mantienes los enlaces y tienen cierto peso dentro de la web es muy probable que mantenga indexada la redirigida y la definitiva. Yo me he dado cabezazos con esto antes de controlar herramientas como Screaming Frog donde puedes detectar fácilmente los enlaces hacia URLs con 301. Si mantienes los enlaces estás enviando señales contradictorias a Google, además de estar ensuciando el rastreo de la página.

Errores 410

El error 410 sirve para decirle a Google que has eliminado una página de forma definitiva: ni está ni se la espera. La desindexación es mucho más rápida que a través de un 404, ya que en ese caso Google no desindexa hasta que la rastrea varias veces y entiende que no va a volver a estar disponible. Recomendaciones:

  • Usa un 410 para las páginas obsoletas que no tienen valor. Aquellas que no reciben enlaces y no generan tráfico, que son paja que engorda tu web y te ensucian el rastreo.
  • Al igual que en las 301, elimina todos los enlaces hacia estas páginas y por supuesto sácala del sitemap.

Conclusiones sobre la eliminación de URLs en el buscador

Como puedes ver, hay muchos motivos y formas para conseguir eliminar contenido en Google. Trabajando en mi agencia SEO en Valladolid he visto muchísimas webs con más páginas indexadas de la cuenta, por lo que es recurrente desarrollar un proceso de optimización basado en la desindexación de URLs. Hacer esto es muy sencillo y no es necesario estudiar un master del SEO para tenerlo bajo control.

0 comentarios
Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a mi comunidad SEO

Recibe las últimas noticias y artículos sobre posicionamiento web 🚀

Gracias por formar parte de mi comunidad!